para los que les gusta escribir
 
ÍndicePortalGaleríaRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 EL TORNEO DE LA MUERTE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Slafier
Ninja clase S


Masculino
Cantidad de envíos : 337
Edad : 32
Fecha de inscripción : 02/04/2008

Conóceme
Mi personaje Favorito:
Mi frase más dicha::

MensajeTema: EL TORNEO DE LA MUERTE   Mar Ene 19, 2010 4:08 pm

Aqui tiene compañeros mi nuevo fic original titulado el Torneo de la Muerte, espero que sea de su agrado.

EL TORNEO DE LA MUERTE

Capítulo 1: PROMESA

Sala de de urgencia de un Hospital

Sobre aquel interminable y solitario pasillo de hospital se escucha los pasos presurosos de un niño de 12 años que con gran preocupación y miedo en todo su ser, decía una y otra vez los siguiente.

Niño (preocupado y voz temerosa repitiendo lo mismo una y otra vez): Papa, mama, onechan, ¿donde están?

De pronto un hombre vestido con una gran bata blanca de medico, se acerca a él, interponiéndose en su camino y con una mano detienen su avance, dirigiéndose a el con voz atenuante.

Medico (poniendo se mano sobre el hombro del niño): Lo siento hijo, tienes que ser fuerte para lo que voz a decirte tu papa y tu mama.

Niño: Por favor doctor dígame ¿como están ellos?

Medico: Bueno ellos han… muerto hijo.

Niño (mirada y voz atónita): ¿Que?

Medico: Murieron muchacho, lamentablemente no sobrevivieron al accidente de automóvil que sufrieron.

Niño (llorando y atónito): No es cierto, ellos no…no, papa, mama por que… por que dios mió…por que ellos.

Medico (tomando al niño por los hombros y hablando un poco mas recio para tratar de tranquilizarlo): Escucha hijo se que debe dolerte mucho el haber perdido a tu padres pero debes ser fuerte y comportarte como todo un hombre, por que pequeña hermana.

Niño (sorprendido): ¿Mi hermana?, ¿que quiere decir con eso doctor, que mi hermana aun esta viva?

Medico (sonriéndole): Así es hijo, ella sufrió varias heridas en todo su cuerpo pero esta viva, dime ¿te gustaría verla?

Niño: Mi hermana, si doctor quiere ver a mi onechan, lléveme con ella por favor.

Medico: Vamos entonces hijo (tomándolo de la mano y encaminándose juntos hasta uno de los cuartos de cuidados intensivos)

Medico (abriendo la puerta al muchacho para que entre): Mírala haya esta ella, ahora se encuentra durmiendo profundadamente gracias a las medicinas que le aplicamos, pero pronto despertara, y podrá salir del hospital en un par de semanas.

Niño (acercándose a la cama de su hermana y sujetando una de su frágiles mano dado que es un pequeña de apenas 4 años): One chan.

La escena cambia y ahora puede verse en pleno atardecer a los 2 niños tomados de la mano, frente a lo que son ahora las tumbas de sus padres, Kyoshiro y Tenko Tien respectivamente.

Niña (llorando profusamente): Mama, Papa, por que.

En eso su hermano la mira de reojo y le dice con voz suave pero con mirada seria lo siguiente:

Niño: Descuida Noa ya veraz que estaremos bien aun cuando Papa y Mama ya no estén con nosotros.

Noa (dejando de llorar por un momento y mirada de sorpresiva): ¿estas seguro de eso Hie onichan?

Hie (mirando a su hermana y sonriéndole): Claro que si ya veraz, todo estará bien yo cuidare bien de ti.

Noa (dejando de llorar y sonrojándose mientras levanta el dedo meñique en señal de hacer una promesa mientras que con la otra sujeta fuertemente la mano de su hermano Hie): Lo prometes (sonriendo)

Hie (sonriendo y con tono gentil): Lo prometo (juntando su dedo con el de su hermana formalizando la promesa entre ambos)

La escena cambia a una completa oscuridad mientras que en lo más recóndito de aquellas penumbras solo se escucha la voz de Noa, que dice una y otra vez:

Noa (efecto de eco): Onichan.

Para después hacerse la luz y ver ha ya crecido Hie (de 25 años) despertando en su habitación con su bella y adolescente hermana Noa (de 17 años) al pie de su cama.

Noa: Oh onichan si que eres muy perezoso, desde que conseguiste ese empleo como maestro en el instituto, últimamente me cuenta mucho trabajo despertarte todas las mañanas.

Hie (adormilado): Ah Noa, ¿eres tú?

Noa (voz y mirada de enfado): Claro que soy, a quien esperabas tonto.

Hie (adormilado): Ahgg, onechan todavía es temprano así que por que no me dejes dormir un poco más por favor (volviendo a acostar y cubriéndose que su sabana)

Noa: (quitando la sabana de golpe y lanzando la voz): Oh onichan ya levántate de una vez o llegaras tarde de nuevo al trabajo.

Hie: Esta bien, esta bien ya me levanto.

Recibidor de la casa Tien

Hie (atándose los cordones de sus zapatos y ya vestido para ir a su trabajo): Dime Noa no piensas ir hoy al colegio.

Noa: Ah onichan acaso olvidas que hoy es miércoles y que sólo tengo clases en la tarde.

Hie: Es verdad, pero que distraído soy.

Noa (mirada de resignación): Si así es.

Hie: Bueno me voy a trabajar.

Noa: Ah si, onichan.

Hie (volteando a ver a su hermana): Si dime Noa.

Noa: Bueno me preguntaba si te gustaría cenar algo especial esta noche.

Hie: Uhm, ahora que lo dices desde hace mucho tiempo que nos comemos tus deliciosos fideos a la Noa.

Noa (sonrojándose y colocando ambas manos sobre su rostro enrojecido): ah en serio te gustan tanto mis fideos, bueno en ese caso me encargare de prepararlos para la cena, que te parece.

Hie: Whoau genial me muero de ansias por comerlos, bueno ahora si me voy Noa, nos veremos mas tarde cuídate.

Noa: Chao onichan ve con cuidado (mientras ve a su hermano salir de prisa de la casa corriendo)

Noa (emocionada y diciéndose para si misma): Muy bien Noa, ahora debes esforzarte para ser todos que deberes de la casa y preparle una buena cena a tu hermano mayor y creo que lo primero que haré será hacer el aseo

Hie (corriendo hacia su lugar de trabajo y pensado para si mismo): Bueno a dar lo mejor en este día por mi onechan y por mí.

Mientras tanto regresando a la casa Tien.

Noa (molesta y hablando en voz alta para si misma): Verdad de dios que mi hermano es muy descuido con sus cosas y siempre me hace trabajar de mas cuando limpio su habitación, miren no mas cuantos trofeos en artes marciales tiene en su vitrina, si tiene tanto tiempo para practicar así debería tenerlo para tomarse la molestia siquiera de limpiarlos de vez en cuando.

De pronto llaman a la puerta.

Noa: Ah ese debe ser el cartero me pregunto si traerá algo diferente para variar.

Pero cuando Noa se encontraba bajando la escalera su vista se nublo de repente lo que la hizo desorientarse y perder levemente el sentido

Noa (con el rostro pálido, mientras se apoya en el barandal de la escalera: Ah que me pasa, otra vez esto, cada vez son más frecuentes estos malestares (escuchando de nuevo el timbre de la puerta y olvidándose completamente de los acontecido anteriormente y bajando con cuidado de nuevo por la escalera) ah ya voy un momento.

Continuara...
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Slafier
Ninja clase S


Masculino
Cantidad de envíos : 337
Edad : 32
Fecha de inscripción : 02/04/2008

Conóceme
Mi personaje Favorito:
Mi frase más dicha::

MensajeTema: Re: EL TORNEO DE LA MUERTE   Mar Ene 19, 2010 4:09 pm

Capitulo 2: TRISTES RECUERDOS

Gimnasio de la preparatoria Oyama

Hie se encuentra realizando sus labores como maestro de educación física en el instituto con toda cotidianidad.

Hie (viendo a sus alumnos terminar con sus practicas deportivas al mismo tiempo que se dirige a ellos con voz fuerte y tono de mando): Muy bien muchachos eso es todo por hoy, guarden con cuidado el equipo, todos lo hicieron muy bien.

Más tarde en la sala de maestro del instituto.

Maestro: Muy buen trabajo el de hoy Hie, no cabe que cada día veo en mejores condiciones a esos chicos, de seguro que ganaran los juegos estudiantiles anuales a realizarse el próximo mes.

Hie: Pues eso espero Fuyukata sensei, lo chicos a trabajado duro y pienso que se merecen un estimulo y por eso no dudo que harán un gran papel en los juegos.

Fuyukata: Si entiendo y dime Hie, te gustaría ir hoy con los muchachos a beber algo a un bar cercano.

Hie: Muchas gracias sensei, pero prometí a mi hermana menor regresar temprano casa, pero de todas formas muchas gracias por la invitación.

Fuyukata: Ya veo pues entonces no hay que hacer, ya será en otra ocasión, nos vemos regresa con cuidado (despidiéndose de Hie y retirándose del sitio)

Hie: Hasta pronto Fuyukata sensei.

Posteriormente saliendo por la puerta principal del instituto encontramos a Hie saliendo del mismo con gran ánimo y dirigiéndose a toda prisa de regreso a su hogar.

Hie (diciéndose a si mismo): Vaya hoy que ha sido un largo día, pero bueno debo apresurarme o mi onechan me regañara de nuevo por llegar tarde a la cena.

Esa misma noche en la residencia Tien y después de haber disfrutado una maravillosa cena en compañía de su hermana, encontramos a un sonriente Hie y a una algo preocupada Noa charlando sobre lo que había sido su día como era su costumbre diaria, pero fue la actitud tan extraña que había tomado su hermana lo que llamo mucho la atención de su Hie quien al verla preocupada o algo distraída inmediatamente le pregunto lo siguiente:

Hie (mirada y voz seria): ¿Que te pasa Noa?, te noto extraña.

Noa: (distraída y con voz nerviosa): Ah, no me pasa nada onichan, en verdad no me pasa nada.

Hie: Noa (tomando suavemente a su hermana por su rostro y diciéndole con voz suave y tono gentil) por favor de te conozco muy bien y me doy cuenta cuando algo no esta bien contigo hermana, por favor dime que te molesta o caso no confías en mi.

Noa (preocupada): No es eso onichan, lo que pasa es que no me gustaría causarte una molestia innecesaria.

Hie: ¿Molestia? Y por que habría de molestarme algo que tu me dijeras Noa, despreocúpate de eso onechan y dime que es lo que sucede.

Noa: Bueno hermano hoy poco después de que te fuiste y mientras hacia la limpieza de la casa, el cartero trajo esta carta para ti, mírala (dándole el sobre a su hermano)

Hie (mirando con detenimiento el sobre y mostrando un semblante de sorpresa): Otra vez ellos (diciéndolo algo molesto): eso sujetos nunca saben darse por vencidos.

Noa (temerosa y preocupada): Y eso no es todo onichan en lo que va de este mes hemos recibido otras 4 cartas iguales a esa, pero yo te lo he estado ocultando, mira (mostrando todas las cartas anteriores recibidas)

Noa: Perdóname por favor onicha, pero tenía miedo a no saber como responderías cuando lo supieras, sobre todo por lo que me contaste, que te había pasado con esas personas hace algunos años.

Hie (pensativo): Si así fue Noa, aun recuerdo muy bien lo que paso hace 3 años.

FLASHBACK (3 años antes)

Dojo Kamiya, Academia de defensa personal

Hie como era su costumbre de hace muchos años atrás enseñaba katas de defensa personal a los alumnos más jóvenes, ya que era el estudiante más aventajado del dueño de la academia, el anciano maestro en artes marciales Mitarashi Geko.

Hie (dándoles instrucciones a sus alumnos mientras permanecían de pie y formados en fila): Muy bien jóvenes todos han trabajado estupendamente en este día, ahora antes de acabar con la lección del día de hoy quiero recordarles estas reglas que como buenos estudiantes en arte marciales que son nunca deben olvidar.

Estudiantes (al unísono y con voz fuerte): Si sensei.

Hie (serio): Primero recuerden siempre que las artes marciales son solo para defensa, nunca deben usarse para provocar peleas ni lastimara otros sin motivo.

Hie: Segundo las artes marciales nos dan disciplina y control por total debemos regirnos siempre por nuestro razonamiento y no por nuestras emociones.

Hie: También de que ustedes pueden enfrentar y derrotar a cualquier rival si cultivan bien sus cuerpos y sus mentes.

Y en eso uno de los alumnos pregunta

Alumno: Pero sensei que pasa si nuestro oponente nos supera en peso, tamaño o en fuerza.

Hie (mirando a su alumno): Eso no importa jóvenes, recuerden que la verdadera esencia del arte marcial no viene de sus puños o de sus pies, sino de su mente, y como utilicen los conocimientos que han aprendido para salir de avente de cualquier situación que se les presente, recuérdenlo siempre.

Alumnos (gritando al unísono): Si sensei.

Hie (sonriendo): Bien entonces la clase de hoy terminado regresen con cuidado a casa y nos vemos en la próxima sesión.

Alumnos (al unísono y haciendo la reverencia de respecto hacia su sensei): Gracias sensei.

Hie (también haciendo la reverencia a sus estudiantes): Gracias a ustedes jóvenes.

Y no había pasado mucho tiempo de haber concluido con la clase y los jóvenes comenzaban a abandonar el Dojo cuando hicieron su arribo a ese lugar 3 personas desconocidas todas ellas vestidas de manera formal, trajes muy finos y lentes oscuros)

Hie al notar la presencia de aquellos extraños sujetos rápidamente se aventuro a acercarse a ellos y saber sus intenciones en dicho sitio.

Hie (voz cordial): Buenas tardes señores puedo ayudarles en algo.

Hombre 1: Si muchacho, mi nombre es Wong You y estamos buscamos a tu sensei.

Hie: A Geko sensei, es de momento no se encuentra salio a una encomienda pero no debo tardar si gustan pueden esperarlo.

Wong: Vaya contrariedad es una lastima pero tal vez tu puedas ayudarnos, muchacho.

Hie: Pues si me dice como, lo haré con gusto.

Wong: Pues fíjate que representamos a una organización muy importante en esta ciudad, y estuvimos viendo la demostración que les dabas hace un momento a los chicos, y debo admitir que eres muy bueno, y tu eres exactamente lo que necesitamos en nuestra organización, un joven con tus cualidades creo que nos caería muy bien en nuestro grupo.

Hie: Me halaga señor, pero aun no me ha dicho para qué organización dice que trabaja usted.

Wong: Pues veraz muchacho nuestro jefe es ni mas ni menos que el señor Han Kanamitsu.

Al escuchar dicho nombre los ojos de Hie se desorbitaron un poco al escucharlo nombrar por la terrible reputación que lo precedía aquel hombre.

Hie (sorprendido y molesto): ¿Que Han Kanamitsu?, el famoso señor de la mafia en Hokaido.

Wong (riendo sarcásticamente): Oh veo que lo conoces eso me da gusto así no tendré que entrar en detalles, y ahora que lo sabes que me dices te gustaría unirte a nuestra organización.

Hie (enojado): ¿Que opino? Opino que basuras humanas como ustedes no deberían estar aquí, así que mejor lárguense de una vez sino quieren que.

Hombre 2 (tono amenazante): ¿O sino que muchacho?

Hie (molesto y tono desafiante): Sino no quieren que yo mismo los saque a los 3 a la calle.

Wong: Calma muchacho, calma no hay por que enfadarse no venimos hacerle daño a nadie ni a ti ni a tu sensei, solo queremos negociar contigo con un negocio que estoy seguro que te encantara.

Hie (enojado): Ya le dije que no, fuera de aquí.

Hombre 2: Mira muchacho yo no te voy a permitir que (sujetando fuertemente a Hie por el cuello de su uniforme de karate)….

Y no había terminado de decir aquel hombre cuando Hie en una clara demostración de velocidad y juego de manos, derribo por completo a su agresor sin darle oportunidad siquiera de reaccionar ante la acción

Hie: Y la aconsejo no volver a intentarlo sino quiere que vaya peor la próxima vez.

El hombre sorprendido y a la vez molesto por lo que acaba de sucederle se levanto de inmediato listo para continuar se pelea con Hie.

Hombre 2: Ahora veraz niño.

Cuando de pronto se escucho la voz de Geko sensei.

Geko (serio): Detenganse, ¿Hie que pasa aquí?

Hie (calmado con la mirada cabizbaja): Púes vera sensei, lo que pasa es que yo…

Wong (sonriendo y tono sarcástico): Nada ha pasado aquí Geko-sama, su alumno Hie no hacia una pequeña demostración de sus grandes habilidades como luchador de artes marciales sólo eso señor, pero ya es algo tarde y debemos retirarnos y ahora si nos disculpa.

Wong (dirigiéndose a sus subordinados): Vamonos muchachos (retirándose rápidamente del sitio)

Geko (serio): Y bien que tienes que decirme Hie con lo que ha pasado aquí.

Hie mirada sumisa): Sensei lo que paso es que ellos….

Geko (mirada seria y tono molesto): no trates de justificar tus acciones Hie, lo vi y escuche todo.

Hie: Si lo sabe, entonces sabrá que esos hombres son….

Geko: ¿Son los hombres de Han Kanamitsu?

Hie (sorprendido): Pero entonces si lo sabes como es que le permito.

Geko: Vinieron ha verme hace un par de semanas para ver si les impartía clases de defensa personal.

Hie (sorprendido): Pero sensei no hablara usted en serio, sabe a lo que se dedican esos sujetos son criminales, son escori…

Geko: Son seres humanos Hie, no debes olvidar sin importar a que se dediquen, deben cualquier persona que venga a este Dojo debe ser tratado con respeto.

Hie (atónito): Sensei no me diga que acepto enseñarles.

Geko: Por supuesto que no, nunca dejaría que mis enseñanzas fueron usadas para hacer el mal a otras personas.

Hie: Entonces a que habrán venido aquí.

Geko: De seguro a ver si te convencían para que aceptaras su oferta.

Hie (aliviado): De eso no tiene por que preocuparse sensei por supuesto que jamás aceptaría algo así.

GEKO: Si eso lo se Hie, pero aun así te comportamientos mostrado deja mucho que desear y no permitiré eso no mas Hie.

Hie: Si lo se sensei.

Geko Y por eso he tomado una decisión, créenme que es muy difícil para mi decir esto pero creo que es la mejor solución para todos y es que he decidido que abandones del Dojo, Hie.

Hie (sorprendido): Que abandone el Dojo, sensei, pero ¿por que?

Geko: Por que mientras estés aquí, esos hombres seguirán viniendo a incitarte y eso podría poner en serio peligro no sólo a ti sino a los estudiantes que aquí practican.
Geko: Y no puedo permitir que pase algo que ponga en serios problemas a mis estudiantes, por eso pienso que es mejor que te vayas Hie.

Hie (sumiso y mirada cabizbaja): Si lo entiendo Geko sensei y ahora que lo pienso creo que usted tiene toda la razón, así que mi iré enseguida.

Geko: Hie, no lo tomes a mal, eres el mejor de mis estudiantes, pero recuerda que también tienes alguien importante por quien velar, y me refiero a tu hermana Noa, ella te necesita y por eso es que debes mantenerte a salvo de cualquier problema.

Hie (pensativo): Si es verdad.

Hie (empezando a retirarse del lugar): Puedo preguntar que pasara el Dojo.

Geko: No te preocupes los demás alumnos mayores y yo nos se encargaremos de las clases.

Hie (sumiso y cabizbajo): Ya veo, bueno ahora si hasta luego sensei.

Geko (alzando la voz y haciendo que Hie se pare en seco al escucharlo): Muchacho recuerda que esta siempre será tu casa y que aquí tendrás a un amigo de confianza que estará siempre dispuesto a ayudarte en lo que sea necesario.

Hie (sonriendo): Muchas gracias sensei (haciendo la reverencia) por todo.

Geko: No Hie gracias a ti (haciendo reverencia) y no debes preocuparte el Dojo estará muy bien cuídate hijo.

Hie (triste): Gracias sensei y adiós.

FIN DE FLASHBACK

De regreso a la estancia de la residencia Tien (tiempo actual)

Hie (pensativo): Y desde entonces hemos recibido cartas como estas diciéndoles que aun les interesa contar con alguien como yo.

Noa: Onichan últimamente he pensado que deberíamos reportar esto a la policía, tal vez ellos puedan hacer que esas personas dejen de molestarnos ¿no crees?

Hie: Si yo he pensado lo mismo Noa, y eso es lo que haremos si esto vuelve ocurrir.

Noa: Onichan todo esto me asusta un poco

Hie (levantándose y poniéndose aun lado de su hermana para abrazarla): Descuida onechan te prometo que dentro de poco todo esto se terminara y todo volverá a la normalidad.

Noa (preocupada): Lo dices en serio.

Hie (sonriendo): Claro que si, lo prometo.

Noa (abalanzándose a abrazar a su hermano permitiendo así que todos sus temores se fueran): Onichan (con voz dulce)

Hie (diciéndole a su hermana mientras la abraza calidamente con voz gentil y mirada amable): Nunca permitiré que anda te pase ya veraz, que si yo te protegeré siempre Noa.

Al día siguiente en el recibidor de la casa Tien

Hie (atándose los cordones de sus zapatos y ya vestido para ir a su trabajo): Muy bien Noa ya me voy al trabajo regresare algo tarde

Noa: Entiendo onichan entonces procura mantener tu cena caliente

Hie (sonriendo): Esta bien, bueno me voy hasta luego onechan.

Hie: Bueno me voy a trabajar.

Noa: Chao onichan ve con cuidado (mientras ve a su hermano salir de prisa de la casa corriendo)

Y mientras Hie hacia su habitual recorrido a la escuela donde trabaja, desde un lugar muy cercano un par de ojos extraños los observaban con gran curiosidad y cautela para evitar ser descubierto por el susodicho.

Esos ojos no correspondían a ningún otro mas que Wong You quien a pesar del tiempo transcurrido no perdían aun el interese en el joven Tien.

Wong (tomando su celular y llamando a alguien): Hola jefe, soy Wong, como es su rutina el sujeto ya salio a su lugar de trabajo lo seguiré y le iré reportando como avance el día, estoy seguro que esta vez aceptare nuestra calurosa oferta, ya vera (sonriendo de forma malévola) que él es un perfecto candidato para el TORNEO MORTAL de este año.

CONTINUARA….
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Slafier
Ninja clase S


Masculino
Cantidad de envíos : 337
Edad : 32
Fecha de inscripción : 02/04/2008

Conóceme
Mi personaje Favorito:
Mi frase más dicha::

MensajeTema: Re: EL TORNEO DE LA MUERTE   Mar Ene 19, 2010 4:10 pm

Capitulo 3: UNA DECISIÓN DE VIDA O MUERTE

Varios días despides en la Tienda de comestible del señor Fong (mediodía)

Sr. Fong (mirada y tono alegre): Oh hola Noa, ¿como estas? Haciendo las compras para tu casa.

Noa (sonriendo): Así es sr. Fong, como siempre, solo vine para ver si podía venderme algunas verduras.

Sr. Fong (alegre): Por supuesto pequeña, por su puesto y sabes llegas en un buen momento, acaba de llegarme mucha verdura fresca y estoy seguro que esta deliciosa, a tu hermano Hie le encantar…. eh (sorprendido al ver como Noa se dolía de la cabeza palideciendo de inmediato).

Sr. Fong (preocupado): Noa ¿que te pasa?, ¿estas bien? dime que tienes pequeña.

Noa (sufriendo dolor): Mi cabeza me duele mucho, ahgg.

Sr. Fong: Espera aquí pediere ayuda.

Pero de pronto Noa lo detuvo sujetando la solapa de su camisa con su mano.

Noa (voz quebrada y con gesto de dolor y cansancio en su rostro): No, por favor sr. Fong, no se preocupe esto suele pasarme a veces, ya estoy mejor, me recupero pronto.

Sr. Fong: ¿Lo dices en serio muchacha?

Noa (riendo con dificultad): Si, muchas gracias por preocuparse sr. Fong hasta luego (retirandose de lugar)

Sr. Fong (no muy animado): Hasta luego Noa, cuídate muchacha.

Y asi Noa emprendía se regreso a casa a un a sabiendas que su estado era delicado, ya que con cada paso que daba, su condición empeoraba cada vez mas que poco a poco la joven podía sentir como las fuerzas iban abandonado su cuerpo, primero sus pasos se hicieron lentos y pesados, después su oído comenzó a cerrarse a todo sonido del exterior, has que finalmente la luz de sus ojos comenzó a extinguirse con cual llama en el agua, dejándola en la completa oscuridad, lo cual, provoco que la pobra chica perdiera todo sentido y orientación y haciéndola desfallecer en plena calle ante la mirada expectante de sus vecinos y conocidos.

Noa (cayendo al suelo de repente y con lo que aprecia ser sus últimas fuerzas y con mirada vacía y unos ojos sin vida llenos de lagrimas, repetía cada vez más levemente el siguiente mensaje): Onichan ayúdame, oni….ch….a…..n.

Mientras tanto en el gimnasio del Instituto Oyama

Hie se encontraba realizando sus labores como maestros de educación física, cuando de repente sintió un tremendo escalofrió en todo su cuerpo seguido de una sensación de inseguridad que nunca antes había sentido antes.

Hie (estupefacto): ¿Que fue eso? nunca antes en mí vida había sentido algo así, ¿que podrá ser?, esto no me gusta, no será que… (pensándolo un momento para después sorprenderse de su propio pensamiento y salir corriendo dejando todo y sin importarle nada más): No puede ser, ¿le habrá pasado algo a Noa?

Hie (preocupado mientras corre al teléfono público más cercano): No puedo pensar así no debo hacerlo.

Hie (diciéndose para si mismo mientras llama a su casa por teléfono): Aun así debo asegurarme de que Noa este bien.

Hie (preocupándose aun más tras oír sonar una y otra vez el teléfono sin que su hermana contestase): No contesta favor, a donde puedo haber ido hoy es sábado por lo tanto no tiene deberes en la escuela, a menos de que le haya pasado algo en el camino de regreso a casa o no debo averiguar.

Y sin perder tiempo Hie corriendo a toda velocidad, regreso al instituto para pedir permiso de retirarse y poder saber lo que había acontecido con su pequeña hermana.

Y de regreso en casa Hie se apresuro a llamar a la puerta una y otra vez a la puerta pero al notar que nadie respondía a sus llamados, decidió entrar a la misma, la cual inspección minuciosamente para ver si su hermana esta en ella, pero la darse cuenta su angustia creció cada vez más y cuando estaba a punto de salir a buscarla a la calle en el pórtico de la entrada lo esperaba ni mas ni menos que Wong You quien indiferente a la situación por la que pesaba el muchacho se dispuso a fumar un cigarrillo, mientras le decía lo siguiente

Wong (con el cigarrillo encendido y fumándolo con toda tranquilidad): Hola Hie, ha pasado mucho tiempo de no vernos, como estas.

Hie (sorprendido): ¿Que hace usted aquí? ¿como se atreve?

Wong: Vaya que recibimiento por lo menos podía saludar como es debido.

Hie (molesto): Ahora no tengo tiempo que perder con alguien como tú, estoy ocupado.

Wong: Si piensan ir a buscar a tu hermana, pierdes el tiempo ella no esta aquí.

Hie (deteniéndose en seco para después abalanzarse furiosamente contra Wong a quien azota contra la puerta de recibidor sujetándolo de la solapa de su traje). Y usted como sabe eso, a menos que (enfurecido) que tu le hayas hecho al…

Wong: Tranquilízate muchacho, yo no le hecho anda a tu querida hermanita.

Hie (forcejándolo fuertemente): Entonces dime ¿donde esta?

Wong (sudando de nervios): Ella se encuentra en el Hospital General.

Hie (intrigado): ¿EL Hospital General y por que esta ahí? ¿que acaso le ha pasado algo malo a mi hermana? contesta miserable (furioso).

Wong (nervioso): Ya te dije que yo no le hecho nada, si quieres saberlo tus vecinos llamaron a una ambulancia después de que la vieron desmayarse en plena calle.

Hie (sorprendido y molesto): Se desmayo en la calle, ¿por que?

Wong: Eso no lose.

Hie: Rayos (soltando a Wong para después encaminarse a toda velocidad directo al Hospital a donde había sido llevada Noa)

Ya en el Hospital

Hie (entrado y dirigiéndose de inmediato a la sala de información completamente nervioso y bastante preocupado): Por favor señorita puede decirme a donde llevaron a la joven Noa Tien.

Recepcionista: Noa Tien, se encuentra en la sala de cuidados intensivos al finad del pasillo.

Hie: Gracias (para después encarrilarse hacia ese sitio y de pronto ve salir a un doctor de dicha sale por lo que se apresura a preguntarle sobre su hermana)

Hie: Doctor, disculpe puede decirme como esta mi hermana Noa.

Doctor (despistado): Quien.

Hie: Mi hermana Noa Tien, me dijeron que la trajeron aquí después de que sufrió en desmayo en la calle.

Doctor: Ah si la joven Tien, claro que si aquí esta por favor sígame,

Hie: Si doctor.

Tras un corta caminante ambos hombres llegaron a la habitación designada para Noa, siendo Hie el primero en entrar a verla seguido del doctor en turno.

No es para mas decir la tremenda sorpresa que se lleve el joven Tien, al ver a su querida hermana cubierta de cables y portando un mascarilla de oxigeno y una especie de coma inducido debido a la gravedad de su estado.

Era tal la situación por la que pasaba su hermana, que Hie, al verla así, no dudo en ningún instante el preguntarle lo pasaba.

Hie (intrigado): Doctor por que esta mi hermana así, que fue lo que le sucedió.

Doctor (dudando): Pues veraz muchacho la verdad es que…
Hie: Por favor Doctor sin rodeos, dígame la verdad, ¿que tiene mi hermana Noa?

Doctor (voz y tono serio): Pues muchacho la verdad es que tú hermana sufro en severo hematoma craneal lo cual le ha producido un tumor maligno en el cerebro.

Hie (confuso): ¿Un tumor en el cerebro? pero ¿cómo? ¿por qué?, mi hermana siempre tuvo buena salud, como es que al así pudo generarse dentro de ella, sin que nos diéramos cuenta siquiera de ello

Doctor: Pues veraz muchacho generalmente este tipo de males varían de acuerdo a la persona, algunos pueden tardar días, otros meses e incluso años lo importante a qui es que debes saber que estos se originan a raíz de haber sufrido un trauma muy fuerte, no sabes si tu hermana sufrió alguna herida de consideración cuando era más joven.

Hie (pensativo): Pues la verdad no, a menos que haya sido en el accidente que sufriera cuando era niña.

Doctor (intrigado): ¿Accidente?

Hie: Si, cuando Noa tenia 4 años, salio herida de gravedad en el accidente automovilístico, en el que murieron nuestros padres.

Doctor: Ya veo, quizá esa sea la razón de su condición actual, si eso debe ser.

Hie (preocupado): Doctor y dígame que se puede hacer para que mi hermana salga de ese terrible estado.

Doctor: Pues bien muchacho si bien la condición de tu hermana es muy delicada, pro suerte la ciencia esta muy aventajada en estos días, y existen procedimientos quirúrgicos con los cuales se pueden extraer del cuerpo este tipo de tumores sin provocar secuelas en el paciente.

Hie: ¿Eso quiere decir que con una operación Noa, podría mejorar?

Doctor (mirada de seguridad): Si así mismo muchacho.

Hie (tomo esperanzador y mirada de felicidad): Pues no espere ni un minuto más doctor, se lo suplico, por favor opérela de inmediato.

Doctor (serio): No esta fácil como crees chico, este tipo de procedimientos son muy delicados y sumamente costosos, y lamento decirte que su seguro medico no podría cubrir un gasto tan fuerte como este.

Hie (incrédulo y molesto): Que quiere decir que, usted dejara morir a mi hermana (tomando al doctor por la parte del cuello de su bata) y no hará nada al respecto sólo por que no lo cubre el seguro, eso es lo que quiere decirme (furioso).

Doctor (temeroso): Así es, lo siento son las reglas del Hospital no puedo hacer nada por ti o por ella.
Hie (calmándose un poco y soltando al doctor): Muy bien, entiendo, cuando te necesita para la operación de mi hermana.

Doctor: Pues veraz, con todo y todo unos $500.000 dólares.

Hie: (sorprendido): $500.000 dólares, muy bien yo veré la forma de reunir ese dinero, cuando podría operar a mi hermana.

Doctor: Mañana mismo se reúnes todo el dinero.

Hie: Lo tendrá aquí todo mañana antes del anochecer, le doy mi palabra.

Doctor: Muy bien entonces me encargare de todos los preparativos para operar mañana mismo a tu hermana.

Hie: Esta bien doctor.

Hie (viendo al doctor retirándose del sitio, mientras él se agacha para tomar la mano de su hermana entra las suyas): Doctor por lo que más quiera por favor sálvela, sálvela.

Doctor (sonriendo y mirada segura): Lo prometo muchacho.

Hie: Bien

Y tras salir de ahí Hie, regreso a su casa para inmediatamente sacar todas las pertenencias de valor que tenia para venderlos y así recolectar algo de dinero para la operación de Noa, después de un par de horas Hie vendió todo lo que tenia, (trofeos, medallas, aparatos de ejercicio, su computadora y la televisión de su cuarto) en un tienda de empeño, para después ir al banco y tratar de solicitar un préstamo, lamentablemente la respuesta que obtuvo no fue satisfactoria ya que ningún banco a los que fue quiso facilitarle esa cantidad tan grande.

Esto hizo que la desesperación de Hie se incrementara aun a pesar de recibir el amable gesto de sus vecinos y compañeros de trabajo quienes al enterarse de la lamentable condición de Noa, no dudaron en realizar un colecta para si poder apoyar en algo a Hie con los gastos de la operación.

Lamentablemente el día casi terminaba y con todo lo que había vendido y obtenido de sus vecinos y amigos Hie solo había recaudado la modesta cantidad de $10.000 dólares, lo cual era insuficiente.

Ante tal panorama tan desesperante, Hie exploto en llanto y comenzó a maldecirse asimismo al sentirse inútil al no poder hacer lo suficiente para salvar a su querida hermana.

Y fue ahí cuando escucho una voz conocida que lo hizo salir momentáneamente de ese aire de desesperación que lo abrumaba.

Voz: Hola Hie, no se si llego en un mal momento que necesito hablar contigo.

Hie (volteando a ver a la persona a quien corresponde esa voz con mirada de desesperación): Usted, por que esta, ya le había dicho que se largue, que no quiero nada con usted, váyase y déjenme tranquilo.

Wong: Lo siento pero no puedo.

Hie (furioso): Entonces me veré forzado a sacarlo por la fuerza (dirigiéndose hacia Wong)

Wong (sereno): Tranquilo chico, tranquilo no tomes juicios apresurados por lo menos escucha lo que tengo que decirte y después me marchare de aquí sin ningún problema.

Hie: Bien di de una vez lo que tienes que decir y lárgate.

Wong: Muy bien, pero estoy seguro que cuando escuches que lo que vengo a proponerte te vas interesar y mucho.

Hie (intrigado): ¿Por que lo dices?

Wong: Pues, por que, que pensaría si yo te dijera que se de una forma muy fácil de ganar dinero rápidamente, para que así puedas pagar la operación y salvar así la vida de tu hermana.

Hie (curioso): ¿Que dijiste?

Wong: Lo que oíste, vengo a hacerte un propuesta con el cual te aseguro que ganaras mucho dinero rápidamente, mas de lo que nunca te hubieras imaginado.

Hie (molesto): A cambio de que, de una vez que te digo que no pienso convertirme en ninguno de sus matones.

Wong (tono sarcástico): Si eso lo se bien, pero la propuesta que vengo a realizarte es diferente a la de la ultima vez que nos vimos.

Hie (intrigado): Explícate bien, que no entiendo lo que dices.

Wong: Antes de contarte mi propuesta quisiera hacerte un pregunta que tanto sabes acerca del Actionchannel.

Hie (intrigado): Actionchannel, el canal muy exclusivo de evento por de Internet, ¿cierto?

Wong: Exacto, pues debes saber que ese canal le pertenece a m muy estimado jefe y que nuestro espectadores con un publico muy exclusivo que siempre esta a la expectativa de nuevos y fabulosos eventos que satisfagan su devoción y preferencia por los deportes extremos.

Hie: ¿Y eso que tiene que ver conmigo y con la propuesta que dices tenerme?

Wong: Tiene que ver todo Hie, ya que la propuesta que te tengo es un invitación formal expedida por el mismo señor Han Kanamitsu para que participes en un evento exclusivo de nuestra cadena, que se lleva a cabo cada año, lo llamamos el Torneo de la Muerte.

Hie (intrigado): ¿El Torneo de la muerte? ¿y que es eso?

Wong: Es la máxima competencia de peleas clandestinas que existe actualmente en el mundo de la Internet, en la que sólo participan los mejores luchadores de artes marciales, y tu Hie Tien eres el elegido para participar en el Torneo de este año.

Hie (voz sarcástica): Jaja no me hagas reír, si solo viniste a decirme tonterías es mejor que te largues de mi casa de una vez, ya que yo nunca aceptaría participar en un evento como ese solo para satisfacer la sed de ocio de tu entupido jefe y sus enfermos televidentes.

Wong: Y si te dijera que si ganas el Torneo, el premio que obtendrías es de 1 millón de dólares en efectivo.

Hie (sorprendido): ¿Un millos de dólares?

Wong: Pareces sorprendido y no me es raro, es un premio bastante atractivo ¿no crees?

Wong: (comenzado a retirarse): Bueno ya dije lo que tenia que decirte, nos vemos y buena suerte con lo de la operación de tu hermana.

En eso cuando esta apunto de abandonar la casa.

Hie (voz fuerte y seria): Espera Wong, si llego gano el Torneo de la Muerte, ¿prometen darme ese dinero sin ninguna condición a cambio?

Wong (sonriendo): Por supuesto Hie, esta claro eso solo será posible si es que ganas el Torneo, por que lo preguntas acaso has cambiando de parecer.

Hie (dándole la espalda a Wong): Lo haré.

Wong: ¿Que has dicho?

Hie: Te estoy diciendo que participare en su estupido juego.

Wong (feliz): Que bien Hie, finalmente te has decidido que bien.

Hie: Pero de una vez te advierto si acepte participar en esto no es por ti, ni por tu jefe ni por nadie, lo hago por mi hermana, solo por ella, me escuchaste.

Wong: Si entiendo, muy bien debo ir a informarle a mi superior que has aceptado para que organice muy bien el evento, yo luego vendré a avisarte para confirmarte bien la fecha de cuando se realizara.

Hie (serio y torno imperativo): No, dile a tu jefe que si quiere que participe en su juego, deberá ser mañana a más tardar y no aceptare ningún otro día me oíste

Wong: Pero Hie se un poco razonable mañana es muy pronto tal vez si nos da un poco mas de tiempo yo…

Hie (voz fuerte y mirada seria): Mañana Wong.

Wong (inconforme y molesto): Muy bien veré que puedo hacer, te vendré a buscar al mediodía aquí en tu casa te parece.

Hie: No, aquí no, nos veremos en la entrada del hospital general mañana a esa hora.

Wong: Muy bien, nos veremos mañana entonces, hasta luego Hie (saliendo de prisa de la casa)

Hie: Dios, espero haber hecho la decisión correcta.

CONTINUARA……
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: EL TORNEO DE LA MUERTE   Hoy a las 11:28 am

Volver arriba Ir abajo
 
EL TORNEO DE LA MUERTE
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» peliculas y trailers por fans: Grayson "La Muerte de Batman" - dragon ball z
» Liber CVI A Propósito de la Muerte
» Muerte dulce, ansiada vida.
» Confirmada fecha estreno de Harry Potter y las reliquias de la muerte parte II
» Por favor ¡háblame! (de la vida y de la muerte I)

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Buenos Fics :: tu espacio :: Publica tu fic!-
Cambiar a: